img
 Tragamonedass en Línea
img

Seleccionar tu apuesta, presionar el botón START, y vigilar el movimiento de los símbolos al girar los carretes. ¡Tres iguales en la misma línea y eres el ganador! ¿Del jackpot? Sí, quizá sí. Emocionante, ¿verdad?

Y es muy simple también. Para jugar tragamonedas en línea generalmente hay que dar clic para especificar el valor de los créditos que el jugador quiere apostar. La escala de pagos generalmente se muestra en la parte superior de la máquina tragaperras y luego presionar el botón de START. Éste es el momento en el que el corazón de muchos de nosotros parece detenerse, o, incluso, parece bombear con más fuerza ante la expectación. Se trata de una emoción que hace de las máquinas tragaperras un juego casi irresistibles. Y es, justa mente, esta experiencia emocionante lo que ha mantenido este juego el tope de la lista de los juegos de casino preferidos por los jugadores de todos los tiempos.

¿Por qué utilizo la expresión “de todos los tiempos”? Pues, porque la historia de las máquinas tragamonedas comienza en San Francisco, EE.UU., cuando un mecánico de 29 años llamado Charles Fey construyó la primera máquina de “slots” (ranuras) de la historia, en 1887. esta máquina se llamaba “The Liberty Bell” (La Campana de la Libertad) y constituyó una verdadera influencia sobre la imaginación y las emociones del público cuando se instalaron varias máquinas de este tipo en el hotel The Flaming Hilton en Las Vegas. Este gran invento, hecho a mano en un pequeño taller, ha allanado el camino de las tragamonedas hacia la industria de los juegos de azar tal como los conocemos hoy en día. Charles Fey no sólo fue el inventor, sino también el propietario de la primera máquina de tragamonedas y él mismo operaba las máquinas realizando su trabajo también en los bares. La historia de las máquinas tragamonedas sólo acababa de comenzar, pues este invento estadounidense pronto llegó a ser muy popular en todo el mundo, especialmente en Europa, África, Suramérica, Asia, y el Caribe.

Ya sea en esta vieja versión fuera de línea como en la actual versión, las tragamonedas online, su atracción resulta magnética para muchos jugadores e, incluso los sicólogos se han interesado en el vertiginoso crecimiento de su popularidad y en la influencia hipnótica que este juego ejerce sobre muchos jugadores. ¿Es el movimiento? ¿Son los efectos de sonido? ¿Es la posibilidad de ganar un bote progresivo? ¿Es el hecho de que sólo operan sobre la base del azar? Aún no se conocen claramente todas las causas de la enorme influencia que las tragamonedas online han ejercido en el mundo de los juegos de los casinos virtuales. Pero hay algo cierto: Si un jugador llega a ganar el jackpot y sabe administrar bien sus ganancias, su vida podrá cambiar para siempre gracias a las tragamonedas online.

Hasta hace poco tiempo, para que este sueño se convirtiera en realidad, había que comprar un boleto a Las Vegas, pasar tiempo inútil durante el viaje, gastar dinero en un hotel, vestirse para ir al casino, pagar honorarios de entrada exorbitantes, y esperar la mitad de la noche hasta poder hallar una máquina libre. Todo esto ha cambiado: Ahora es posible jugar tragamonedas online y conseguir la diversión, el mismo entusiasmo, y los mismos botes, ¡incluso gratis!

Las máquinas tragaperras en línea tienen todas las características que los jugadores han amado durante décadas: La luz, el sonido, los símbolos girando, el sonido metálico del dinero, ¡Y el dinero mismo, limpio, neto y sin gastos!

imgimg